29 abr. 2017

Reclamo por los derechos que le han violado a Eddy y Gabriela. (Y por los de todos los detenidos injustamente)





















Eddy Rosal y Gabriela Hernández son esposos; tienen una pequeña niña.

Desde el 6 de abril, están injustamente detenidos y acusados de “terroristas” por el régimen, con orden de libertad desde el 8 de abril. Seguirán detenidos, injustamente, hasta el 2 de mayo, tal vez más.

Son 26 días de violación de sus derechos a la libertad y a la seguridad de sus personas, a partir de violar por represión militar sus derechos a manifestar y a reunirse pacíficamente.

Eddy y Gabriela son dos de los tantos detenidos en la protesta del 6 de abril, convocada por la oposición en todo el país, para exigir la destitución de los magistrados de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) por el golpe de estado que dichos funcionarios perpetraron el 28 y 29 de marzo.

Son dos de las 1607 personas que, hasta ayer 28/04/2017, habían sido detenidas durante las protestas sucedidas en este mes, según contabilidad reportada por el Foro Penal venezolano a través del portal Caraota digital.

Eddy y Gabriela son bomberos voluntarios, jóvenes trabajadores y estudiantes. Eddy es coordinador en una agrupación religiosa denominada Movimiento Campamentos Juveniles, que hace vida en la parroquia San Rafael Arcángel, en Artigas, según he podido conocer a través de los reportes que ha publicado en su perfil en Facebook Adriana Russián, secretaria general del Movimiento.

En un momento de la protesta, según me relata Russián, Gabriela vio a una joven desmayarse. Junto con Eddy acudieron a ayudarla y, cuando la estaban levantando, la PNB los detuvo. Fueron llevados a la Dirección de Investigaciones contra el Terrorismo, del CICPC, en la sede de la Av. Urdaneta. Su caso está asignado al Tribunal 25 de Control en el Palacio de Justicia.

El 8 de abril, luego de dos días de detención, la fiscalía ordenó liberarlos con la condición de que presentaran dos fiadores cada uno; según se publicó en el portal digital del diario El Nacional. Me dijo Russián que se les liberó con régimen de presentación cada 15 días, por un mínimo de 8 meses. Dice en el diario que se les imputaron los cargos de “daños e instigación pública” y, al parecer, el régimen juzga ahora esos cargos como “terrorismo” por una “nueva ley de terrorismo”.

Desde el 8 de abril y hasta el venidero 2 de mayo, Eddy Rosal y Gabriela Hernández, junto a otros, están detenidos en el CICPC con orden de libertad (y boleta de excarcelación desde ayer viernes, según me informó Russián).

26 días de injusticia y clara violación a sus derechos humanos.

Entre las arbitrariedades e irregularidades constatadas y comunicadas por el Foro Penal en sus reportes, la injusta demora en la ejecución de la orden de libertad para Eddy y Gabriela es tan solo uno más de los numerosos casos de violaciones de los Derechos Humanos cometidos por el actual régimen de Nicolás Maduro y su cartel. Violaciones de los DDHH que, en mi opinión, suceden por la negligencia e incluso burocrática indolencia de los funcionarios que en la Defensoría del Pueblo y en la Fiscalía General de la República deberían ser responsables de que esas situaciones no ocurriesen.

26 días de dos padres detenidos por un régimen violador de Derechos Humanos.

26 días de expoliados abrazos para su hija.

#LibertadParaEddyYGabriela
#LibertadDeExpresión
#LibertadPresosPoliticos


#DDHH
#AdoptaUnCivil

************************************************************************
Post data:

El pasado 7 de mayo Eddy y Gabriela fueron, por fin, liberados.

Luego de 31 días de haber sido detenidos injustamente.
Luego de 29 días con orden de libertad por parte de la fiscalía.
Luego de 9 días con boleta de excarcelación emitida.

Fueron liberados luego de haber sido violados sus derecho civiles por un régimen dictatorial.

Están bien ahora, abrazados a su hija.























#NoMásDictadura
#MaduroTirano
#DictaduraPeseuvista
#NarcoDictadura