26 may. 2015

Roncando al sol, como una foca en las Galápagos

Es tan deleznable toda poesía amorosa,
tan llena de ripios,
que no puedo dejar de escribirla.
Tú subviertes mi flácida rutina
y aún así desfallezco en cada línea.
Todo me incita a la modorra de los sentidos.
Única certeza
en estos tiempos de oprobio y ruido
tu lustrosa energía.
Especie a punto de extinguirse,
en la arena del sueño juego contigo.


A Flor María Román

Juan Gustavo Cobo Borda
(Tomado de: Almanaque de versos, Bogotá: Oveja negra. 1ª, 1988; p. 68)
















Fotografía de E.K. 111, ©, compartida a través de su sitio en Flickr.



...

No hay comentarios.: