8 oct. 2012

¿Para qué nos caemos?

«¿Para qué nos caemos?», –preguntó el padre al niño que yacía herido en lo profundo de un pozo poblado por murciélagos–. «Para aprender a levantarnos...» –le dijo.*

Esa frase ha estado resonando en mi memoria desde que vi a Henrique Capriles Radonski actuando como el demócrata cabal que pienso es.

Es esa idea de no regodearnos en el dolor –aun cuando una parte de mí lo intenta–, la que guio el sentido de responsabilidad que debo a mi hijo; la que evitó que le transmitiéramos toda la tristeza que nos invadió a mi esposa y a mí cuando anoche escuchamos los resultados de las elecciones presidenciales de este significativo 07 de octubre de 2012.

Hoy nos levantamos decididos a evitar que cualquier indicio de desesperanza o desilusión se instalara en el alma de un niño de doce años. No podemos evitarle desconsuelos, desencantos, penas, encerrándolo en una burbuja extraña al país en el que lo convocamos a existir; pero, hacemos todo lo posible para que en su pecho permanezca intensa  la sensación de que él pertenece a un futuro que promete ser mejor que nuestro presente, que tiene ante sí un camino de progreso y dignidad, y que él podrá vivir en un país muchísimo más justo, hermoso y creador de bienestar que en el que hoy creemos, sentimos, vivimos.

Por ello, al amanecer abrimos las ventanas de nuestro hogar, dejamos entrar toda la luz del sol matutino, el aire fresco, la algarabía de los loros. Dispusimos todo para que cuando él despertara, viera claridad, ánimo, orden, templanza. Para que nuestros buenos días fuesen palabras por vivir en la plenitud de todos nuestros sentidos.



* El padre es el Dr. Wayne y el niño es Bruce, en Batman inicia (Christopher Nolan, 2005). La foto (sin datos de autor) fue tomada del sitio en facebook de Henrique Capriles Radonski; corresponde al cierre en Caracas de su campaña presidencial el 30/09/12.

No hay comentarios.: