8 nov. 2007

¡No a la mentira!


Lo sucedido el día de ayer nos dice claramente quiénes son los altos funcionarios de gobierno que actúan en Venezuela: dictadorzuelos cínicos guiados por un autócrata con nítidos rasgos de déspota.

No de otra manera se puede calificar al ministro del interior, pedro carreño, luego de escucharle oficializar una mentira descarada. No de otra manera se puede calificar al presidente de ese gobierno luego de sus vulgares amenazas del pasado domingo.

Lo cierto es que los Estudiantes que marcharon al tribunal supremo, luego de una jornada exitosa, alegre y noble, fueron vilmente emboscados en la entrada de la Ciudad Universitaria.

Emboscados. Fueron emboscados.

No es necesario tener inteligencia militar para entender claramente que este ardid ha debido ser planeado por esbirros al mando de altos funcionarios de gobierno. Ésas son sus prácticas. Perro que come manteca, mete la lengua en tapara.

Lo que más me indigna es escuchar a carreño erguirse como adalid moral cuando no siento por él el más mínimo respeto que merecería como funcionario del cargo que ocupa. ¿Cómo va a ser de otra manera si él representa la mentira, el cinismo y la violencia?

Por otra parte da vergüenza y rabia ver cómo el canal del estado, venezolana de televisión, ocupa sus espacios para montar y divulgar descaradamente la mentira. fraso y aristóbulo no hicieron otra cosa. vanessa con sus entrevistados no hizo otra cosa. Da rabia ver cómo defienden a ultranza lo que debería ser cuestionado, repudiado. No vi en ellos el más mínimo rasgo de equilibrio. Ya sé que es imposible esperarlo, pero siempre lo hago. Lo hago cada vez que cambio de canal para escuchar qué están diciendo y tratar de compensar las versiones, de construir la información a partir de recibir todas las versiones que pueda. Pero lo de ayer es para mí el colmo, no pude aguantarlo.

Yo vi el rostro pálido, atemorizado de mis Compañeros. Vi sus lágrimas intentando contenerse. Compartí el miedo que nos detuvo encerrados en la planta baja de la Facultad mientras motorizados armados rodeaban los edificios, apuntaban y disparaban a mansalva. Yo no vi televisión. No era un montaje mediático. No era la mentira del ministruelo. Yo presencié parte de los hechos.

Diez años tiene hugo rafael construyendo odios y tempestades. él es el único que puede capitalizar tanta violencia. Lo ha hecho. él no es un presidente, es un dictador. él no me representa y no podrá hacerlo jamás. Y yo no soy, ni por su decretos, ni por sus odios ni por su voluntad menos venezolano que él, menos gente que él, menos merecedor de respeto y derecho a proyectar una vida productiva y de crecimiento.

él es efectivamente un demonio: separa lo que ha estado unido, destruye y no tiene capacidad de construir ni de unir nada.

Digo NO a la mentira de los altos funcionarios de gobierno.

Y aclaro: no he escrito mal sus nombres ni sus cargos, es que no merecen ni siquiera las mayúsculas de la buena ortografía.

Y aclaro además: acuso a los altos funcionarios de gobierno porque me niego a generalizar indiscriminadamente; en el Gobierno del Estado Venezolano hay muchos buenos ciudadanos tratando de cumplir con su deber y labor. No los confundo. Mi indignación es con los que detentan (que no representan) el poder: ellos, los que ya están plenamente envilecidos a causa de tanto poder durante tanto tiempo. ¿Qué ser humano, qué espíritu en su sano juicio es capaz de soportar tanto poder durante tanto tiempo? Ninguno que yo conozca. Además, son militares mal formados devenidos en reyezuelos, pésimos políticos, goriloides enfluxados.

¡NO! carreño.
¡NO! chávez.

¡NO!

3 comentarios:

La Torre de Babel dijo...

Gracias por compartir tu testimonio para difundir la verdad sobre la mentira del poder.
La historia es coherente en el desenlace de todos los intentos de imponer la voluntad de un hombre por encima de todos los demás: todas las dictaduras terminan cayendo, así como sus mentiras.
Da vergüenza la mediocridad que nos desgobierna y me solidarizo en desconocer la presidencia a alguien que tampoco es capaz de sentirse presidente de TODOS los venezolanos.
¡Sigamos en la lucha por la Verdad!
Pérez Jiménez cayó sin Internet, un arma que no lograrán quitarnos para defender la democracia.
Un abrazo.
PD/ Ya he agregado tu enlace a la campaña en http://ogil.wordpress.com/2007/09/29/contra_la_reforma/

avella dijo...

Desde Torino, cuando veo las imágenes, cuando leo las noticias, cuando veo los videos y escucho a mis compañeros, no puedo sentir sino la más grande impotencia y frustración. Quisiera estar allá con ustedes en estos momentos, quiero luchar y manifestarme con ustedes. La sensación de estar aquí mientras allá sucede de todo es una sensación muy extraña. Me duele estar aquí y me siento mal por estar aquí.

Nos toca reconstruir y unir lo que quede. No hay nada más dificil, pero me lleno pensando que no debe haber nada más enriquecedor y satisfactorio.

lennis dijo...

Groucho Marx decía que Inteligencia militar son dos términos contradictorios.
Los venezolanos hemos comprobado que no se equivocaba.
Un abrazo, Hernán.