17 oct. 2006

Nuestro fracaso político de cada día

«Lo que está en cuestión en Venezuela no es el mecanismo de elección o participación, pues éste ha servido para mantener el hilo constitucional, para elegir y reelegir gobernantes nefastos, y el sistema ha resistido sus errores de gestión. Lo que está en cuestión es, entonces, ni más ni menos que el elector: estar inscrito en el padrón electoral y tener cédula, saber leer y escribir, digamos, no es suficiente para ejercer la ciudadanía

«El venezolano no se capacitó en 50 años sino como sujeto económico; como sujeto político sólo llega a ejercer esa ciudadanía dominguera de lo electoral. De todos modos, ningún cambio ha salido en Venezuela de una jornada electoral. De esa manera el llamado juego electoral es muy fácil de jugar. Las estructuras mientras más primitivas y primarias –dice Max Scheler– son más poderosas, es el caso de Venezuela, que resistió indemne los sobresaltos de 1992 y 2002.»

Extracto de una entrevista al sociólogo Miguel Ángel Campos; titulada “La gente de este país nunca había sido tan consumista ni fetichista”; realizada por Albinson Linares y publicada en el diario El Nacional, B-14, del 09/10/06. (Subarayado mío).

No hay comentarios.: