20 feb. 2006

Sabiduría y bondad

Sabiduría y bondad son estados alcanzables por el ser humano a través del cultivo del conocimiento y del espíritu. La humanidad tiene toda su vida intentando esto, a veces parece fracasar más, a veces menos. Lo cierto es que sólo puede conseguirlo a partir de su razón, esto es, de su logos o facultad de lenguaje, y de su fe, la fuerza de imaginar y creer en el amor.

Todo hacer del ser es lenguaje y todo lenguaje es, necesariamente, pensamiento. Y reitero: no es posible concebir el pensamiento disociado de la vida, del sentir, de la pasión; porque no es posible concebir al ser humano como un simple mecanismo que resulta de ensamblar cuerpo, mente y alma. Mas del misterio de la unión de esta tríada surge la maravilla de ser humanos.

Mientras el amor sea la producción permanente del bien y la belleza y no la posesión de esto; por mejor decir, mientras sea el ejercicio libre y voluntario de producir bien y belleza, el hacer del ser cuida y promueve la existencia de la humanidad en el cenit de su plenitud. En esto consiste, creo, la bondad. Y no es algo que nadie pueda imponernos o inducirnos. Sólo es alcanzable desde nuestra más profunda intimidad. Por ello es tan difícil, porque supone domar al ego. Y para intentar lograrlo la razón es, junto a la contemplación, recurso y no fin. Por la razón nos hacemos conscientes de nuestros sentimientos y gracias a ella es posible que estos puedan comunicarse, es decir, hallarse en común unión con los sentimientos de todos los otros que, como nosotros, también piensan y padecen.

No sé si lo que digo es cierto, ni sé si es exactamente un camino. Creo estar seguro de que no es el camino ni la verdad. Sin embargo, creerlo, en medio de estos días, me infunde esperanzas y eso lo agradezco.

2 comentarios:

Kira dijo...

Hola, gracias por citarme y visitar mi blog. Estaré pendiente del tuyo.

dedalus dijo...

¡Hola Kira!
Gracias por acercarte. Es un honor tenerte por aquí.

Muchos saludos.

H.