1 dic. 2005

Autorretrato

Una línea dibuja el vacío
se curva frente al olvido
contiene los rasgos mortales de la memoria

Otra línea se sumerge hasta el fondo de los ojos
busca lo inasible
lo que nunca ha estado
lo perdido
se hunde en esa luminosa arena
de la que se hacen fuegos
y lagartos

Fluye horizontal una tercera línea
hasta aquella presencia azul de tan lejana
escurridiza certeza entre las manos
fluye aún entre la piedras
rueda cantos
moja tierra y pie
rostros
sombras
en su vientre un dragón sueña
un puente que no alcanza las orillas
una palabra presa en las telarañas de un antiguo corredor

La cuarta línea está de punta
parece inmóvil
en torno a ella giran unos niños que juegan a la ere
comienza a ras del suelo y no sé su nombre
nadie sabe de qué está hecha
hacia dónde va.

No hay comentarios.: