7 nov. 2005

Sobre la muerte de un poeta

No puedo explicarme ni aceptar en modo alguno el asesinato de un ser humano. La ruina espiritual que ha de estar en aquellos que realizan tal acto sólo me despierta terror y asco en todos los sentidos, imágenes y razones posibles. Aún más, cuando lo que se muestra o pareciera observarse es la consecuencia de un abuso de poder.

De todas las formas de abuso de poder conocibles, el más deleznable es el que ejercen los regímenes de gobierno, en su turno, cualquiera sea su signo.

Jorge Gómez Jiménez, el escritor venezolano que tenazmente ha llevado adelante la revista digital Letralia, ha informado en su blog JorgeLetralia la muerte del poeta peruano James Oscco Anamaría; al parecer, torturado por agentes de gobierno. En la nota que escribe, Gómez da el vínculo para una breve reseña sobre el poeta y para una nota de prensa que sólo ha tenido cobertura muy limitada en Internet, en el sitio Web llamado Indymedia.

La escritora que presenta la reseña biográfica sobre Oscco en su blog, también incluye algunos textos del poeta.

El poeta que contempla el fondo de la caverna sabe cuánta ira produce la palabra solar en quienes pululan e imponen la oscuridad como única forma de vida.

No hay comentarios.: